Consejos para alargar la vida útil de tu sofá
phone whatsapp facebook instagram

Blog

Consejos para alargar la vida útil de tu sofá

El sofá es, sin duda, uno de los muebles más usados tu casa. Se suele colocar en el salón donde todos los miembros de la familia lo usan para descansar o reunirse. Por eso es un mueble diseñado no sólo para conseguir comodidad, sino también para ofrecer resistencia que le permita durar durante mucho tiempo en perfectas condiciones.

A pesar de que un sofá está pensado para tener una larga vida útil, también es necesario cuidarlo para que dure el máximo de tiempo posible en tu hogar. Para eso es necesario realizar una serie de cuidados que te ayudarán a conservarlo. Además, el sofá es un mueble al que se le suele tomar bastante cariño y seguro que querrás que siga a tu lado durante muchos años.

La principal tarea de mantenimiento de un sofá gira en torno a su tapicería. Es el elemento que más exposición sufre y al que se le debe prestar bastante atención. La primera gran tarea es mantenerlo limpio. Es importante conocer el material con el que está fabricado para saber como quitar la suciedad y las manchas sin dañarlo.

Normalmente, para limpiar la tapicería de un sofá basta con agua caliente y jabón no abrasivo. Para quitar el polvo puedes usar una aspiradora que te ayudará a llegar a las partes más inaccesibles. Esta operación la deberás repetir al menos una vez a la semana para conseguir que tu sofá tenga siempre el mejor aspecto.

Si se ha producido alguna rotura en la tapicería de tu sofá es necesario que lo soluciones lo más rápidamente posible. Sobre todo, porque el uso intensivo de este mueble puede provocar que aumente de tamaño y puede provocar la pérdida de relleno. Lo mejor es que acudas a un experto para que te soluciones este tipo de problemas.

El mejor consejo, cuida de tu sofá mientras lo estás usando

Otras de las partes importantes para cuidar de tu sofá son los mecanismos que algunos tienen incorporados para ayudar al descanso. Por ejemplo, existen sofás en los que se puede ajustar el respaldo o la zona del reposapiés. Para que duren mucho más tiempo es necesario conocer bien como funcionan para no forzarlos y que se acaben estropeando.

Estos mecanismos deben actuar de manera fluida sin que sea demasiado ejercer demasiada fuerza. Cuando notes algún tipo de resistencia es hora de hablar con el proveedor para encontrar una solución. Si funcionan de manera eléctrica es necesario no abusar de ellos cambiando la posición de manera continua. También se debe permitir que el movimiento automático se haga libremente sin ejercer mucha presión.

Cuando en nuestra familia hay niños pequeños también hay que dejar claro que el sofá no es zona de juegos. Se pueden realizar actividades tranquilas que pueden ser divertidas como los juegos de mesa. Pero es importante que tengan claras reglas como que no se puede comer en el sofá o que no se pueden saltar sobre él.

Si tienes mascotas, a pesar de que estén bien educadas es posible que acaben subiendo al sofá. En ese caso es conveniente que uses algún tipo de cobertor para protegerlo. En el mercado puedes encontrar mantas específicas diseñadas para que tu animal esté cómodo sin dañar el sofá. También es imprescindible que cuentes con cepillos para retirar los pelos que puedan dejar.

Siempre es conveniente informarse con el fabricante o proveedor sobre los cuidados que puede necesitar el sofá que has adquirido. De esta manera conseguirás que dure mucho más tiempo y cumpla de manera más eficiente su función en tu hogar. ¡Siempre estará perfecto cada vez que lo necesites!

whatsapp