Consejos para elegir una chaise longue
phone whatsapp facebook instagram

Blog

Consejos para elegir una chaise longue

Consejos para elegir una chaise longue

Los sofás han constituido parte importante de la decoración de interiores durante años, pero su contrincante, el chaise longue, parece haberlos superado. Aunque muchos hogares aún exhiben con orgullo el juego de muebles tradicional de 3 + 2 plazas, las tendencias apuntan a este modelo más moderno y sofisticado. Y no es para menos considerando los beneficios que ofrece en materia de decoración y utilidad.

Ahora bien, tal y como ocurre con cada pieza, los diseños abundan y no todos ofrecen lo mismo. El caso de los sofás chaise longue no es la excepción y escogerlos amerita mucho criterio, en especial para lugares con espacio limitado. En Egoitaliano nos preocupamos mucho por orientar a nuestros clientes en este tipo de decisiones; por esta razón, en este artículo proporcionaremos algunos consejos para escogerlos.

Ten en cuenta el espacio disponible

El primer aspecto a considerar a la hora de comprar un sofá chaise longue es el tamaño del espacio en que planeas ubicarlo. Porque, ciertamente, no tendría mucho sentido comprar uno enorme si vives en un lugar pequeño; en ese caso, sería más conveniente escoger uno que además de un tamaño medio o pequeño, también tenga alguna sección para almacenaje. Esto lo haría mucho más funcional.

Por el contrario, si vives en un lugar con un salón lo suficientemente amplio, un chaise longue grande podría hacer mucho; en especial si tienes pocas cosas y quieres evitar la sensación de vacío. También hay conjuntos ampliables de este tipo de sofá que pueden complementar su papel y hacer el lugar más acogedor. Este sería mucho más útil en viviendas que reciben visitas con regularidad.

¿Cuántas personas hay en casa?

El tema del tamaño también va de la mano con el número de plazas que debería tener el sofá chaise longue. Obviamente, esto dependerá tanto de la cantidad de personas que lo usarán con regularidad como del presupuesto destinado a su compra. Si son más de cuatro, una buena opción sería escoger un modelo de plazas amplias y adaptarlo para que todos puedan sentarse en él cómodamente.

El material de fabricación: el tapizado

Por lo general, imaginamos los sofás como muebles prominentes, pesados y muy resistentes que durarán por mucho tiempo. Pues bien, es así en muchos casos, pero la duración del acabado y la funcionalidad de un chaise longue puede variar entre un diseño y otro. Todo dependerá del material con el que se ha tapizado, así como de la estructura y el tipo de madera o metal usado para sus soportes.

Partamos del tapizado. La tela que recubre cada plaza está expuesta continuamente a los gajes del oficio: peso, roces con otras telas o materiales filosos, derrames de café, té o agua. Lo ideal es que sea de muy buena calidad para que, pese a estas exposiciones, pueda mantenerse en buen estado por más tiempo. Por fortuna, los sofás chaise longue vienen en varios diseños: aterciopelados, lisos, cuero, rústicos, etc.

El material de fabricación: el relleno y el soporte

Pero, así como ocurre con los humanos, no solo importa la belleza exterior sino también el interior. Como ya dijimos, la durabilidad de los sofás chaise longue está sujeta a los materiales que lo componen. Por ende, conviene escoger aquellos con rellenos de un buen material para que no se deformen y sean más cómodos. Asimismo, conviene elegir siempre aquellos cuyas estructuras están hechas de madera maciza.

El diseño que elijas debe combinar con el salón o espacio en el que lo ubicarás

Por último y no menos importante, el diseño de los sofás chaise longue definitivamente debe combinar con la decoración del salón o habitación. La tarea no es para nada sencilla considerando la gran cantidad de colores y formas en el mercado. En estos casos, lo mejor es echar un vistazo al recinto, al boceto o render del mismo y escoger el más adecuado según condiciones de iluminación, color y diseño.

Esta tarea puede llegar a ser muy divertida, incluso para quienes no tienen ni idea de los criterios que hay que aplicar en el interiorismo. Pero hay varios aspectos básicos, intuitivos pero valederos y dignos de atención. Entre ellos, el hecho innegable de que los colores claros se ensucian con facilidad; así que, si hay mascotas o niños traviesos en casa, lo mejor es optar por colores oscuros para disimular los detalles de uso.

whatsapp