Egoitaliano, sofás de auténtica diseño italiano al alcance de todos
phone whatsapp facebook instagram

Blog

Egoitaliano, sofás de auténtica diseño italiano al alcance de todos

Un sofá es diseño, formas y estilo, que debe estar acorde a la decoración de tu salón, pero también deben hacer sentir al usuario una experiencia placentera e inigualable: la comodidad jamás debe estar reñida con los nuevos conceptos de interiorismo. Estos cuatro modelos son prueba de ello:

Sofá Sofía: diseño y confortabilidad

El sofá Sofía, uno de los modelos más demandados por el exigente público de la prestigiosa marca italiana Egoitaliano, es verdaderamente único y exclusivo: su diseño se basa principalmente en sus refinadas líneas nórdicas inspiradas en un estilo minimalista. Además, su gran tamaño y la comodidad que aportan sus componentes de calidad le convierten en el lugar más cómodo de la casa donde compartir una fantástica velada con amigos.

Sofá Anais: ofrece un exclusivo cabezal reclinable

Este otro sofá del avalado fabricante Egoitaliano no se queda atrás, pues ofrece los mismos y exigentes niveles de calidad y confortabilidad que el Sofía, e incluso va más allá: cuenta con estudiado cabezal reclinable con diferentes posiciones completamente ajustables que será la delicia de todo aquel que lo pruebe. Después de haberlo probado por primera vez, ya le será irresistible a su dueño o invitados volver a usarlo para ver, por ejemplo, sus series favoritas.

Sofá Masù y: sofisticados diseños que no olvidan el confort

Sofá Masù: este es un sofá más íntimo… Es diferente: más individual y personal. Ideal para disfrutar de una buena lectura o tomarte un buen café. Si levantas su cabezal, descubrirás la gran profundidad que ofrece este selecto sofá, nada envidiable a la del Sofá Anais. Disponible en, al menos, dos elegantes colores que es mejor ver en persona: uno es un azul muy especial y el otro es un amarillo degradado muy agradable a la vista.

Sofá Feng: su exclusivo estilo, de líneas y cuadros inspirados en la apasionante década de los 70, cuenta con sofisticados acabados en pata de gallo que pocos sofás que a día de hoy se comercializan ofrecen. Lo bueno de este sofá es que su estilo puede adaptarse a cualquier decoración de interior, pues puede usarse como un buen elemento de contraste en espacios muy modernos e innovadores, y además su comodidad atrapará desde el primer minuto al usuario en cuestión.

Los cuatro brindan al público todas las prestaciones que cualquier usuario busca en un sofá, pieza principal para el disfrute y el ocio familiar en cualquier casa.

whatsapp