Trucos para limpiar los sofás con piel nobuck
phone whatsapp facebook instagram

Blog

Trucos para limpiar los sofás con piel nobuck

Trucos para limpiar los sofás con piel nobuck

La piel nobuck es considerada como una de las más bonitas en la industria textil. Esta puede verse increíblemente bien tanto en muebles como zapatos, haciéndola una de las más deseadas para estilos vintage y decoración de estilo tradicional. Sin embargo, esta tiene la desventaja de que también es delicada cuando se trata de su limpieza. Es por ello que las personas que tengan un sofá con piel nobuck deben tener mucho cuidado.

Por suerte, en Egoitaliano conocemos muy bien sobre este inconveniente. Se trata de una tela que incluimos en nuestro diseño a menudo, pero que tampoco queremos que cause inconvenientes en la vida de nuestra clientela. Es por ello que esta vez queremos darte una serie de consejos para limpiar tu sofá con piel nobuck. Con el fin de que puedas mantenerlo luciendo increíble y prestigioso, como recién salido de nuestra tienda.

Los materiales necesarios para limpiar los sofás con piel nobuck

El aspecto más importante para llevar a cabo la limpieza de sofás con piel nobuck con éxito son las herramientas. Debido a la delicadeza de este tipo de piel, lo ideal es hacerte con cepillos de cerdas suaves o metálicas. De hecho, puedes buscar por modelos de cepillos diseñados específicamente para este tipo de material. Si usas un cepillo incorrecto podrías dañarlo fácilmente, lo cual queremos evitar.

También necesitarás otros elementos básicos como esponjas y paños, lo cual te permitirá esparcir y limpiar bien con la espuma. Eso sí, deben ser completamente suaves y libres de partes rígidas. Adicionalmente, debes tener preparada una pila de papel reciclado tipo periódico, o uno reparador e impermeabilizante diseñado especialmente para la piel nobuck.

Los pasos para limpiar el sofá de piel nobuck dependiendo del tipo de mancha

Lo principal que debes tener en cuenta es que el cepillo de cerdas suaves lo debes utilizar en movimientos circulares. Empléalo sobre la mancha directamente y trata de hacer el movimiento por intervalos de pocos segundos. De lo contrario, la piel nobuck podría dañarse. Sin embargo, en caso de manchas que no entren en la calificación general, deberás usar métodos más específicos. Estos son algunos de los casos:

En caso de polvo

La mejor manera de evitar el polvo en un sofá de piel nobuck es limpiándolo de manera constante. Se trata de uno de los principales enemigos de este material, ya que puede dañarlo. Para ello deberás hacer empleo del cepillo antes mencionado, empleándolo para cepillar la totalidad de la piel de forma periódica. También puedes hacer el uso del vapor, evitando que se moje el material.

En caso de manchas por agua

Incluso cuando se trata de un líquido tan simple como el agua, la piel nobuck puede mancharse. Para solucionar este problema, es necesario igualar la superficie de la piel, lo cual es muy simple. Solo debes pasar el paño suave en una moción hacia la misma dirección. Luego deberás dejarlo secar a la sombra y lejos de fuentes de calor. Si sobra algo de humedad, puedes utilizar papel periódico para absorberla.

Eliminar manchas de grasa de un sofá de piel nobuck

Para este tipo de manchas será necesario usar polvos de talco o sal fina. Si la mancha es algo vieja, deberás frotar con energía hasta deshacerte de la grasa. En este caso, ten mucho cuidado de emplear quitamanchas comerciales que no sean específicos para la piel nobuck. Se debe a que pueden acabar con el color de la misma.

Eliminar manchas de tinta

Estas son muy comunes, ya sea porque trabajas en el sofá o tus hijos son algo traviesos. Para esto deberás hacerte con un poco de papel celo y desplegarlo sobre la mancha de tinta. Asegúrate de que está bien adherida y luego hala con fuerza. Lo que debería pasar es que la mancha se quede pegada en el papel. Acto seguido haz empleo del cepillo para dejar la piel nobuck con su apariencia uniforme.

whatsapp